Identidad Revelada

Personal


Hoy me sucedió algo que probablemente le ha sucedido a muchos blogueros que quieren mantener su identidad en secreto. Había creado mi instagram desde hace un mes, y no sé que sucedió, pero hoy mi cuenta de The Hope Baker se sincronizó con mi cuenta personal de Facebook. Así que, varias personas que conozco me siguieron. Si me están leyendo y saben ahora de este proyecto tan personal, entonces tendrán la oportunidad de ver con mayor profundidad quién soy realmente, lo que he vivido, mis mayores sueños y mis mas grandes temores. No es fácil admitir a las personas a tu alrededor que has tenido que enfrentarte a la depresión y a la ansiedad, no es fácil para mi que aún lucho contra la idea de perfección en mi cabeza admitir mis defectos, mis errores, mis imperfecciones. Nunca ha sido fácil para mi abrirme a los demás, toma tiempo conocerme de verdad, solo a muy pocas personas les doy acceso a mi corazón y mi mente. Es tan difícil para mi, que cuando supe lo que sucedió, mi primera reacción fue llorar, porque me sentí expuesta. Pero parte de este proyecto, de crear The Hope Baker, es seguir construyéndome mientras ayudo a otros, es empezar a crear una conciencia de que no debemos sentir vergüenza por haber vivido una enfermedad como la depresión o la ansiedad, es poder hablar sin miedo, poder decir que necesitas apoyo para continuar. Hay un gran estigma con este tipo de enfermedades, producen rechazo social, falta de comprensión y entendimiento. Otras enfermedades promueven la solidaridad y la compasión, si dices que tienes diabetes o cáncer, te van a entender, te van a apoyar. No pasa lo mismo con la depresión. Las personas creen que quieres llamar la atención, o que solo buscas excusas, que eres un bueno para nada, irresponsable, masoquista y que lo único que te falta es “tener más pantalones” y enfrentarte a la vida. Lo que no entienden, porque no lo han vivido, es que la depresión es como un cáncer, no sabemos si lo podremos superar, no sabemos si finalmente nos consumirá. Estoy segura de esto porque yo vi como la depresión terminó con la vida de mi abuelo, como si fuera un cáncer que finalmente hizo metástasis, y estoy segura porque yo he sentido el dolor, la desesperación y la impotencia de simplemente “no poder más”. Ahora, después de una larga lucha, estoy finalmente en un momento de tranquilidad y paz interior. No quiere decir que estoy completamente recuperada, porque así como alguien que sufrió de cáncer y se curó debe hacer chequeos constantes preventivos, de la misma manera yo debo estar pendiente de comportamientos y pequeñas alertas para no recaer de nuevo. Solo quiero decir, a quienes saben ahora más de mí, a quienes en un futuro les comparta esto, que realmente hacen parte de un pequeño grupo de personas, que me gustaría que guardaran mis palabras y mi identidad hasta que yo esté preparada para emprender la segunda fase de este proyecto. No siempre estaré anónima, porque no hay nada de que avergonzarse, y mucho que dar y enseñar a los demás, pero será en el momento indicado. Por mi, por mi pareja que ha sido mi más grande apoyo, sin su amor incondicional no estaría aquí, por mi familia, y por la persona a quién dedico esto que hago, a quién ésta enfermedad se llevó, mi abuelo, porque su partida no sea en vano y permita salvar la vida de muchos otros, de la misma manera en que me salvó a mi. 

The Hope Baker.

Previous Story
Next Story

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply