Browsing Category

Personal

La intolerancia cobra vidas, piensa antes de juzgar

Personal


Hoy me siento triste, pero no por la depresión, sino por la falta de tolerancia de algunos que creen tener el derecho de decidir sobre la vida de otros. Para quienes no sepan, en la madrugada hubo una masacre en un bar gay en Orlando, Florida. Hasta el momento hay más de 50 muertos y aproximadamente 50 heridos. Un hombre llego armado a la discoteca Pulse y decidió acabar con la vida de éstas personas. Muchas de las vícitmas eran latinos, tengo conocidos y familiares en Orlando, pudo haber sido alguno de ellos.

Este tipo de acciones cargadas de odio e intolerancia son la razón por la cual hay tantas personas que se sienten inseguras y con miedo de expresar abiertamente su sexualidad. Me hace recordar a los adolescentes que deciden acabar con su vida por sentirse rechazados y juzgados por la sociedad. Por razones como éstas es que incrementan enfermedades como la depresión y la ansiedad, este no puede ser el mensaje que reciban las nuevas generaciones.

Ahora siento aún más la necesidad de transmitir un mensaje de esperanza, de intentar llegar a otras personas y recordarles que este tipo de cosas no pueden ser más fuertes que el amor, el respeto al otro y la libre expresión. Pero debemos recordar que esto es solo un síntoma de algo más profundo, de algo que está en todos, pues la tolerancia empieza por cada uno. Piensa cuántas veces al día lanzas juicios a otras personas, cuántas críticas negativas le haces a tus amigos, familia e incluso desconocidos. Debemos empezar a dejar de exigir tanto de otros y más bien pensar en ser más empáticos, comprensivos y respetuosos con quienes nos rodean. Haz el propósito de callar las críticas que no aporten nada bueno, y a cambio brinda una sonrisa, una palabra de apoyo, un consejo positivo. Comunícate con respeto, aprende a convivir con otros puntos de vista, el hecho de que pensemos diferente nos hace únicos, nos permite crear ideas nuevas, debatir sobre temas interesantes y aprender de otros. No es necesario estar de acuerdo con algo para entenderlo. Practicar esto puede hacer un enorme cambio en tu vida, lo digo por experiencia, entender a otros tiene un efecto hacia si mismo, porque empiezas también a aceptarte más, a no ser tan duro con tus defectos y a sentirte seguro y orgulloso de lo que te hace único y diferente.

Si empezamos a crear conciencia de un mundo más tolerante, podrían disminuir los actos de irrespeto hacia la vida. Mi corazón acompaña a las familias de las víctimas en Orlando, a todas las víctimas que ha cobrado la incomprensión y el odio, y a todos los adolescentes que se han quitado la vida por temor al rechazo. Está en nuestras manos empezar a cocinar un poquito de esperanza.

Con amor,

The Hope Baker.

Identidad Revelada

Personal


Hoy me sucedió algo que probablemente le ha sucedido a muchos blogueros que quieren mantener su identidad en secreto. Había creado mi instagram desde hace un mes, y no sé que sucedió, pero hoy mi cuenta de The Hope Baker se sincronizó con mi cuenta personal de Facebook. Así que, varias personas que conozco me siguieron. Si me están leyendo y saben ahora de este proyecto tan personal, entonces tendrán la oportunidad de ver con mayor profundidad quién soy realmente, lo que he vivido, mis mayores sueños y mis mas grandes temores. No es fácil admitir a las personas a tu alrededor que has tenido que enfrentarte a la depresión y a la ansiedad, no es fácil para mi que aún lucho contra la idea de perfección en mi cabeza admitir mis defectos, mis errores, mis imperfecciones. Nunca ha sido fácil para mi abrirme a los demás, toma tiempo conocerme de verdad, solo a muy pocas personas les doy acceso a mi corazón y mi mente. Es tan difícil para mi, que cuando supe lo que sucedió, mi primera reacción fue llorar, porque me sentí expuesta. Pero parte de este proyecto, de crear The Hope Baker, es seguir construyéndome mientras ayudo a otros, es empezar a crear una conciencia de que no debemos sentir vergüenza por haber vivido una enfermedad como la depresión o la ansiedad, es poder hablar sin miedo, poder decir que necesitas apoyo para continuar. Hay un gran estigma con este tipo de enfermedades, producen rechazo social, falta de comprensión y entendimiento. Otras enfermedades promueven la solidaridad y la compasión, si dices que tienes diabetes o cáncer, te van a entender, te van a apoyar. No pasa lo mismo con la depresión. Las personas creen que quieres llamar la atención, o que solo buscas excusas, que eres un bueno para nada, irresponsable, masoquista y que lo único que te falta es “tener más pantalones” y enfrentarte a la vida. Lo que no entienden, porque no lo han vivido, es que la depresión es como un cáncer, no sabemos si lo podremos superar, no sabemos si finalmente nos consumirá. Estoy segura de esto porque yo vi como la depresión terminó con la vida de mi abuelo, como si fuera un cáncer que finalmente hizo metástasis, y estoy segura porque yo he sentido el dolor, la desesperación y la impotencia de simplemente “no poder más”. Ahora, después de una larga lucha, estoy finalmente en un momento de tranquilidad y paz interior. No quiere decir que estoy completamente recuperada, porque así como alguien que sufrió de cáncer y se curó debe hacer chequeos constantes preventivos, de la misma manera yo debo estar pendiente de comportamientos y pequeñas alertas para no recaer de nuevo. Solo quiero decir, a quienes saben ahora más de mí, a quienes en un futuro les comparta esto, que realmente hacen parte de un pequeño grupo de personas, que me gustaría que guardaran mis palabras y mi identidad hasta que yo esté preparada para emprender la segunda fase de este proyecto. No siempre estaré anónima, porque no hay nada de que avergonzarse, y mucho que dar y enseñar a los demás, pero será en el momento indicado. Por mi, por mi pareja que ha sido mi más grande apoyo, sin su amor incondicional no estaría aquí, por mi familia, y por la persona a quién dedico esto que hago, a quién ésta enfermedad se llevó, mi abuelo, porque su partida no sea en vano y permita salvar la vida de muchos otros, de la misma manera en que me salvó a mi. 

The Hope Baker.

¡Logré abrir mi blog!

Personal

“No importa cómo te sientas, levántate, vístete, haz lo que debas hacer y nunca te rindas” – Regina Brett

Hope

Una de las cosas que me han ayudado a superar mi depresión, ha sido crear una vocecita de aliento, algo así como un coach, que me da un empujón para cumplir mis metas. Crear esta autoconciencia no ha sido fácil, y más difícil aún ha sido mantenerla. He notado desde la semana pasada que esa vocecita está apagada, al parecer se tomó unos días libres, a veces suele hacerlo, ¡y no avisa! Mientras tanto yo aquí esperando a que aparezca y haga su trabajo. No me he ejercitado desde hace 4 días, y previamente solo he ido un día por semana desde hace un mes y medio. Supongo que no debo ser tan dura conmigo misma, y felicitarme por al menos haber ido una vez, teniendo en cuenta que antes no iba nunca.

¿Saben? Escribo esto y aún no he abierto mi blog. Es como si con cada proyecto que empiezo, tengo que esperar a que los planetas se alineen, esperando un momento absolutamente perfecto para comenzar. Pensé en abrir mi blog una vez tuviera escritas por lo menos 10 entradas, y apenas tengo unas 3. No quiero posponerlo más, se que a lo mejor nadie leerá esto, pero quiero abrir el blog porque siento la necesidad de escribir lo que me pasa, de plasmarlo, de contar mis experiencias y hacer que todo lo que he vivido tenga un sentido, y si solo una persona lo lee, si a alguien puedo ayudar, entonces sería maravilloso, me haría muy feliz. Si nadie lo lee, entonces me sentiré orgullosa de mi, de haber iniciado algo que me propuse, y de buscar una manera de desahogarme, de exponer mis emociones, mis inseguridades, mi historia y mis logros, y algún día cuando necesite una voz de aliento, podré leer mi blog y sabré que tengo un propósito, y que soy más fuerte de lo que alguna vez podré imaginar.

Así que lo he decidido, justo en este momento, voy a abrir el blog. No tiene que ser perfecto, no tiene que ser el mejor, porque finalmente, lo único que necesita tener es mi corazón y todo el amor y dedicación que pueda darle. Por mí, por ser mejor, y por aportarte algo a ti que estás en algún lugar del mundo leyéndome, por quienes sufran de depresión y ansiedad, baja autoestima, por quienes estén pasando momentos difíciles, por quienes no encuentren aún un rumbo, por ustedes, por quienes amo y por mi, voy a empezar este proyecto. Les abro una puerta a mi interior, y espero que en este espacio podamos cocinar un poco de esperanza.

Con mucho amor,

The Hope Baker.